LEGISLATURA BONAERENSE
    A contrarreloj, legisladores arman bloques y negocian cargos en la Cámara de Diputados

    La Cámara de Diputados y el Senado realizarán este martes sus respectivas sesiones preparatorias, pero aun no está claro cuál será la organización formal y el reparto de cargos que se darán los legisladores.

    La negociación empezó tras el entendimiento que alcanzaron ambas Cámara al sancionar el paquete de tres proyectos de ley que el Ejecutivo remitió a la Legislatura sobre el final del período ordinario, que -entre otras cuestiones- contenía el Presupuesto General de Gastos y Recursos 2018.

     

     

    En el Senado la situación es diferente pues el presidente del cuerpo es el vicegobernador Daniel Salvador y lo seguirá siendo.

     

     

    En las sesiones preparatorias convocadas para las 15:30 en sendos recintos, los legisladores tendrán que realizar los actos protocolares pero, además, podrían resolver otras cuestiones que definirán el cuadro general de la Legislatura que comenzará a trabajar a partir del 10 de diciembre.

    Puntualmente, se deberán conformar los bloques políticos y elegir sus respectivas autoridades; como así también las autoridades de cada Cámara.

    La Cámara de Diputados es la que más expectativa genera en principio porque tendrá que elegir un nuevo presidente por un año: se descarta por estas horas que seguirá al frente el referente de Cambiemos Manuel Mosca, aunque tendrá que ser votado por la mayoría de los diputados.

    Luego están las Vicepresidencias comenzando por la propia Vicepresidencia, a secas, que ocupa actualmente el diputado massista Ramiro Gutiérrez: es una posibilidad que se mantenga en el cargo, pero también que algunos sectores que se agrupan en los sellos de FpV, Unidad Ciudadana o Partido Justicialista puedan armar un bloque que tenga más bancas que la de los massistas y la reclamen para sí.

    Además, también aquí está la posición del oficialismo, que estaría dispuesto a ceder la Vicepresidencia a un sector de la conducción del PJ que se muestra como “dialoguista” y no a quienes aparecen como “duros” y que están ligados al cristinismo.

    Lo que está fuera de discusión es que esta Vicepresidencia dejará de tener las facultades de contralor que posee en la actualidad a partir del sistema de doble firma vigente, que dejará de existir.

    También se esperan definiciones en la Vicepresidencia primera, que ocupa el randazzista Marcelo Feliú y que no seguirá en su banca; la Vicepresidencia segunda que ocupa el margarito Leonardo Santiago que también abandonará la Cámara baja provincia; y la Vicepresidencia tercera que ocupa actualmente la diputada del Movimiento Evita Patricia Cubría, que tiene dos años más de mandato.

    Mientras se espera que se definan esos cargos trascendió que el bloque oficialista estará conducido por el diputado marplatense Maximiliano Abad y que José María Ottavis formará bloque propio, el Peronismo Kirchnerista.

    Patricia Cubría también formaría la bancada del Movimiento Evita como monobloque.

    Al mismo tiempo se especula con dos bloques de UC: por un lado los más cercanos a la expresidenta Cristina Fernández y por el otro los próximos a la actual conducción del PJ provincial.

    Pero aquí se está desequilibrando mucho la balanza, pues los cristinistas estarían alcanzando cerca de 25 miembros y los dialoguistas la media docena, con algunos diputados que andan sueltos.

    El massismo, por su parte, busca definir los dos espacios formales que tiene la presidencia del bloque de 13 y la autoridad de Cámara: los diputados Rubén Eslaiman y Ramiro Gutiérrez, tienen las mayores posibilidades hasta aquí pero está todo en discusión.

    Diputados además tiene otros tres cargos en disputa que no son ocupados por legisladores y que deben renovarse: se trata de la Secretaría Legislativa, que conduce Cristina Tabolaro, la Secretaría Administrativa, que maneja Ignacio Cingolani y la Secretaría de Desarrollo Institucional a cargo de Gerardo Otero.

    Todo esto puede cambiar aunque sólo se habla de cambios en esta última repartición.

    En el Senado la situación es diferente pues el presidente del cuerpo es el vicegobernador Daniel Salvador y lo seguirá siendo.

    Luego están las cuatro vicepresidencias que al parecer se mantendrán a razón de dos para el oficialismo y las otras dos para la oposición.

    El oficialismo definió que el senador del PRO Roberto Costa siga siendo el jefe de la bancada mientras que la Vicepresidencia primera estaría quedando en poder de los socios minoritarios de la UCR, y se producirá el reemplazo de Carlos Fernández, que deja la Cámara alta para mudarse al Congreso de la Nación como diputado, por el exintendente de Púan, Horacio López.

    Al igual que en Diputados, el universo de senadores de UC, FpV y PJ no encontró el punto de presentación y hasta aquí se están alistando dos bloques: uno de 11 filo cristinistas y otro de 4 más PJ, pero se desconocen las definiciones en curso.

    El massismo quedó reducido a dos legisladores de la tercera sección electoral, los senadores José Pallares y Fernando Caballo: el primero se perfila para el bloque mientras que el segundo está expectante del cargo de Cámara.

    COMENTÁ
    Compartilo en tus redes !!