El Sindicato de Empleados de Comercio y un 2017 pleno de proyectos

114

di palmaEl 21 de febrero, Roberto Di Palma asume como nuevo Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio de Tres Arroyos tras la extensa gestión de su predecesor, Carlos Barroso, quien por estos días se encuentra de licencia. En su carácter de secretario adjunto, y en la práctica ya en funciones, Di Palma mantuvo un extenso diálogo con Radio Vox durante el cual se explayó acerca de los proyectos y objetivos de la institución de cara a 2017. Entre otros temas, adelantó que el sindicato está trabajando en la creación de una guardería infantil, se encuentra gestionando un plan de construcción de viviendas para sus afiliados y también ha lanzado para ellos un convenio de descuentos con una amplia variedad de empresas locales. Por otra parte, confirmó que en Tres Arroyos no se han evidenciado despidos en masa aunque sí no se ha renovado la demanda laboral y que, en definitiva, y a pesar de la inflación, la influencia del sector agropecuario ha hecho de Tres Arroyos “una isla” en la cual siguen prosperando sectores como el mercado automotor y el de la construcción.
“La nueva comisión asume el 21 de febrero y la idea es seguir la misma linea que veniamos desarrollando: ser un poco la caja de resonancia de los problemas de los trabajadores de comercio. El punto de arranque es por supuesto el tema salarial; acá siempre se negocia de acuerdo a la situación nacional; se ha conseguido un buen aumento de sueldos del 39% global, entre abril de 2016 y marzo de 2017. En el global no ha sido una mala negociación, lo que pasa que venimos con un arrastre de inflación tal que va mellando todo acuerdo o todo arreglo que se haya podido hacer. Para este año, la negociación se hará en el mes de abril y ya el Gobierno ha mandado señales de que este año caería la inflación, aunque yo tengo mis dudas. Aunque por supuesto, ojalá que así sea”, explicó al inicio de la entrevista.
Asimismo, reconoció que en nuestra ciudad no se han registrado despidos en masa. “Hubo un poco de caída de puestos de trabajo, o mejor dicho, de falta de renovación de puestos de trabajo en el último tramo de 2015 y en 2016, lo cual por supuesto no fue para nada óptimo, pero por suerte no se produjo una desocupación masiva. Más bien, las empresas consideraron no reponer al personal que se ha ido. Lo que sí está demostrado es que ha caído de una forma considerable el poder adquisitivo de la gente en lo que respecta a la adquisición de los bienes de consumo primarios, fundamentalmente alimentos y ciertos servicios”, explicó.

Guardería infantil
Atentos a la realidad imperante, desde el sindicato se viene trabajando en una serie de proyectos que tienen como hilo conductor la protección de las familias afiliadas. “Es así que estamos trabajando en el emprendimiento de jardín maternal o guardería que se llevaría a cabo en el edificio donde funcionaba el Colegio Manuel Belgrano, sobre calle Chacabuco”, que cabe recordar pertenece al sindicato. “Un lugar de contención para sus hijos es fundamental para los papás que tienen que salir a trabajar, y desde allí nosotros pretendemos no sólo brindar un espacio físico sino además herramientas que contribuyan a mejorar su calidad de vida. La idea es que sea Un servicio más bien integral y abarcativo, que sirva no sólo al niño sino a la familia toda, y que incluya desde controles médicos hasta promoción de hábitos saludables”, adelantó.

Construcción de viviendas
Por estos días, además, el sindicato se encuentra avanzando en las gestiones -conjuntamente con el intendente Carlos Sánchez, el Instituto Provincial de la Vivienda y otros agentes- en otro proyecto que llega con la intención de paliar la crisis habitacional por la que atraviesan muchos de sus afiliados. “El sindicato tiene unos lotes de terrenos bladíos en la zona norte de la ciudad, en las calles Sargento Cabral, Vélez Sarsfield y Sadi Carnot a la altura del 1400, unos lotes muy lindos que fueron comprados en el año ’95 por la entidad. El intendente está gestionando un acercamiento con funcionarios provinciales y nacionales y por otra parte la Federación Argentina de Empleados de Comercio también está gestionando lo propio para que trabajadores sindicalizados puedan llegar a acceder a algún tipo de bien de vivienda. Estamos bastante avanzados con estas negociaciones, inclusive con el Instituto de la Vivienda, nos escucharon, nos pidieron documentación, siempre por intermedio del intendente, y estamos esperando.Tendríamos que completar unas 90 carpetas, pero estamos seguros de que vamos a llegar a reunirlas teniendo en cuenta de que tenemos 1500 empleados de comercio y el tema habitacional es acuciante para las familias, máxime teniendo en cuenta el tema de los alquileres”, manifestó.

Beneficios para los afiliados
Por otra parte, la entidad se encuentra trabajando “con muchas empresas locales en un convenio de descuentos por el cual el trabajador va a presentar la credencial de afiliado y va a obtener un beneficio. Ya hemos logrado acordar descuentos de entre un 10 a 15% con casi todos los rubros: alimentación, indumentaria, calzado, belleza, gimnasios, librerías, accesorios para vehículos, ferreterías, materiales de construcción, supermercados, etc. Además seguimos con un convenio con la Clínica Hispano por el cual los afiliados al sindicato no tienen que pagar diferencias en internación ni tampoco en determinadas prácticas quirúrgicas ni partos, también estamos sosteniendo el tema de la farmacia, en Saavedra e Hipólito Yrigoyen, que cuenta con importantes descuentos, y por otra parte estamos entregando pañales y leche hasta el sexto mes de vida a todos los recién nacidos de los afiliados, y a la vez por supuesto seguimos ofreciendo todos los servicios que veníamos dando. A grandes rasgos está funcionando relativamente bien”, estimó.
Sobre el final, y a suerte de balance, Di Palma sostuvo que “yo creo que la situación en sí en la ciudad no es de las peores, estamos bastante bien, con algún problema de empleados sin registrar, aunque al respecto de este tema siempre estamos acudiendo al Ministerio de Trabajo con muy buena recepción. Esperamos que este 2017 sea más llevadero tras un 2016 para el olvido y un 2015 que tampoco fue bueno. Venimos cargados de malos años y esperemos que esta ola de cambios sea para bien, nosotros apostamos a que el país esté mejor. De todos modos considero que Tres Arroyos es un poco una isla con respecto a otros lugares, fundamentalmente por nuestra calidad de distrito agropecuario, que este último año se ha visto favorecido y ello por supuesto se vislumbra en otros ámbitos de la economía. Se ven un montón de vehículos nuevos circulando y mayor movimiento en el área de la construcción, lo cual de una o de otra manera favorece a todos”, concluyó.

Compartilo en tus redes !!