Un remisero falleció aplastado por su propio auto

    92

    Esta mañana la cruda noticia de un fatal accidente sacudió la ciudad: un remisero murió tras ser aplastado por su propio vehículo contra un árbol al momento en que salía a trabajar.

    Alertada por un llamado al 911, la policía acudió a 9 de Julio 532 y halló el cuerpo sin vida de Horacio Alberto Ocampo, de 57 años, atrapado entre un árbol y el Fiat Siena que manejaba. Al parecer, y de acuerdo a lo indicado a los medios por fuentes policiales, el hombre habría perecido a raíz de un paro cardíaco producto de la asfixia generada por aplastamiento de tórax.

    De acuerdo a las primeras pericias, el hombre salió esta mañana de su casa para ir a trabajar, puso en marcha el vehículo, bajó y al notar que se deslizaba, abrió la puerta para poner el freno de mano, perdió el equilibrio y cayó. El rodado siguió en movimiento y lo arrolló, provocando el fatal desenlace.

    Muy querido en su ámbito y conocido por su permanente buen humor, no bien conocida la noticia sus amigos y compañeros de trabajo inundaron las redes sociales con muestras de dolor y consternación por el fatal accidente que se llevó la vida de “Peluche” o “Curly”, como cariñosamente lo llamaban. “Gran persona, siempre alegre, no lo puedo creer”, “excelente compañero”, rezan algunos de los comentarios. “Gran persona, un tipazo”, coinciden otros.

    Se iniciaron actuaciones por “averiguación de causal de muerte” en la UFI 16 a cargo de Gabriel Lopazzo.

    (Foto gentileza Diario 3)

    Compartilo en tus redes !!